Seguidores

viernes, 7 de abril de 2017

PRESAGIO



Pero los peores monstruos eran los que hacían nido.
Los que se te metían dentro y montaban ahí su hogar.
Los que no podías identificar, los que no podías ver.

Los monstruos que se te comían vivo desde dentro.

Cruzando el bosque (Emily Carroll)


20 comentarios:

  1. Muy llamativa ese agua chorreando en diagonal sobre el cristal, sin dejarnos ver con nitidez el fondo y teniendo que poner en marcha la imaginación. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Precioso juego de luz color y transparencias, me gusta mucho.
    Un fuerte abrazo Ana

    ResponderEliminar
  3. Al otro lado del cristal un espacio se abre, un Limbo,
    todo un paisaje con una lluvia que no penetra, no moja.
    Nos hipnotiza entre sueños de los real o irreal, la
    tormenta, quizá sea el extasis de esa situación, como
    el momento final de un concierto.
    Maravilloso el color y la luz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No lo puedo decir tan bien como Ángel pero me parece preciosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. los peores monstruos no están del otro lado del vidrio...

    bellísima combinación de imagen y palabra! besos,

    ResponderEliminar
  6. Un conjunto de buena foto y buen texto!

    ResponderEliminar
  7. Apasionante y sumamente embrujado y onírico, Ana Manotas.
    Los duendes vigilan las noches.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Excelente fotografia. La textura de la lluvia le confiere una atmósfera de indefinición perfecta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Preciosa, ya sabes que tras la lluvia y los cristales empañados se pueden esconder muchos sentimientos. Que cada persona puede percibir como positivos o negativos.

    ResponderEliminar
  10. Me encantaan las imagenes a través del cristal. Ésta, es una auténtica delícia y con la lluvia protagonizándolo todo.
    Un abrazo Ana

    ResponderEliminar
  11. Es cierto, amiga, nuestros peores enemigos están dentro de nosotros... La imagen, espectacular...

    ResponderEliminar
  12. Preciosa escena, en la que lo importante es lo que se sugiere, el misterio que se esconde detrás del cristal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola Anna! Cuanto tiempo, decirte q me gusta esta foto es poco. Transmite mucho y nos deja libres a la imaginación!.
    Un abrazo muy grande!!

    ResponderEliminar
  14. Estupenda foto, ana, con ese "filtro tan natural" que has utilizado, me gusta ese dejar intuir que nos ofrece esta imagen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Siempre es más fácil tener miedo de lo que no podemos ver.
    http://encimadelastablas.blogspot.com.es/
    http://fernanfotos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. El miedo es poderoso. Casi tanto como la lluvia. Y quizá sea uno de los instintos más básicos e indomables. Se siente o no. Pero cuando se siente, se apodera de ti y te devora por dentro. Haya lo que haya afuera. El miedo, como bien dicen las palabras que hoy traes, y como bien dice tu foto es un espejo que deforma lo que vemos. Algunos solo pueden ver a través de ese espejo.

    Abrazos, Ana.

    ResponderEliminar
  17. La escena es muy buena. De este tipo de fotos me inflo de ver por todos los lados. Tu has clavado la tuya.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Una delicia: imagen y texto se unen de forma perfecta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Esas ventanas mojadas por la lluvia que solo muestran algo del exterior me encantan, aunque la atmósfera pueda ser un tanto pesimista o melancólica.

    Feliz vuelta de las vacaciones, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chapi, este año no me he podido ir, pero bueno por aquí también se pasa bien. Un fuerte abrazo.

      Eliminar